Soy Leyenda

 

 

Debajo del cemento donde hoy jugamos permanecen las diez mil ochocientas baldosas que conforman la cancha del viejo patio. El arquitecto habrá pensado que era conveniente dejarlas ahí abajo antes que sacarlas (solo se extrajeron algunas muy pocas para acomodar los desagües). Nosotros creemos que fue un homenaje. Porque este torneo con más de 30 años quizás sea la última división del fútbol argentino pero es y ha sido el centro de nuestros fines de semana, la usina de nuestras nuevas amistades, el máximo objetivo deportivo a alcanzar, el consuelo y desahogo de nuestras penurias. 

Ese patio que sigue estando ahí, fue forjado por jugadores que siguen estando acá. Jugadores que hicieron el patio. Que lo inventaron. Que timonearon un torneo en un colegio para que sea lo que hoy es: “El patio”. Quizás esos jugadores hoy no son sorteados en los equipos, no están en la planificación del partido pero siguen viviendo el campeonato y aunque ya no tienen una categoría de uno a seis siguen teniendo una categoría. Ahora, son leyenda

 

Andy, Andres Gallelli

Albo, Juan Carlos Albornoz

Orja, José María Orjales